Un blog de moda y estilo de vida

Un castillo en medio de la ciudad

Un castillo en medio de la ciudad

Santiago es una ciudad hermosa, rodeada de montañas que se dejan entrever tímidamente entre los edificios y construcciones urbanas.

Como decía Antoine de Saint Exupéry, en “El Principito”:

“Lo que embellece el desierto es que esconde un pozo en alguna parte”

Y lo mismo pasa con Santiago, en alguna parte de la ajetreada ciudad, se encuentra un cerro adornado con el castillo amarillo más hermoso y mágico que puedas encontrar.

CERRO SANTA LUCÍA

El cerro Santa Lucía es un parque urbano ubicado en el corazón de la ciudad de Santiago, capital de Chile. Es un icono histórico y cultural de la ciudad y la Región Metropolitana.

Este fue el lugar exacto donde Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago. Los conquistadores usaban este cerro como mirador y punto de reconocimiento y su nombre se atribuye a que el día de la fundación de Santiago, 13 de diciembre de 1540, se conmemora a Santa Lucía de Siracusa.

A este castillo en medio de la ciudad, los mapuches le llamaban Huelén, palabra que en mapudungún significa melancolía, tristeza o dolor.

Y así como el Museo de Bellas Artes, considero que es una parada obligatoria al visitar la ciudad.

Más abajo te cuento todo lo que tenés que saber para visitar este lugar sacado de un cuento de hadas.

CÓMO LLEGAR Y HORARIOS

Lo más fácil es pedir un taxi desde el hotel pero si estás con espíritu aventurero, también te sirve el Metro y bajás en la estación Santa Lucía. Si te estás quedando en las cercanías del centro, podés llegar caminando. Yo siempre busco las indicaciones antes de salir del hotel y descargo el mapa en mi P20 ¡que llevo a todas partes! La batería del Huawei P20 dura muchísimo así que no me preocupo y puedo salir hasta la noche sin miedo de quedarme sin mapa.

Subir el cerro es gratis, uno va a la entrada que se encuentra en Alameda, habla con el guardia y se registra en un libro de visitas. El cerro abre de lunes a domingo, de 09.00 – 19.00 horas. El paseo tiene una duración muy variable, entre 40 minutos y 2 horas. Nosotros nos quedamos 90 minutos aproximadamente porque aprovechamos para sacar fotos y tomar un café. El lugar es hermoso y da para pasear sin apuros, también tiene varias terrazas y miradores para descansar y disfrutar.

En los días de lluvia, por precaución, el cerro se cierra debido a que varias de sus zonas son escaleras de piedra que se vuelven resbaladizas y generan el riesgo de caídas.

RECOMENDACIONES Y TIPS

– Es muy recomendable ir después de un día de lluvia ya que la ciudad queda sin smog y la visibilidad aumenta considerablemente.
– Como mencionaba antes: no abre en días de lluvia.
– Trata de no estar de noche, puede volverse un poco peligroso. El lugar cierra a las 19.00 horas.
– Si por alguna razón te dicen que no se puede sacar fotos, ignorá a esa gente y saca las fotos igual, jaja La verdad es que nos divertimos un montón paseando y subiendo estas escaleras. Simplemente pensar que estábamos pisando peldaños de cientos de años, tan llenos de historia, hace que me sienta humilde y agradecida con cada paso que doy.

Y es que este tipo de lugares tienen una forma especial de llegar a uno.

¡Eso es todo por hoy!

Siempre es un gusto tenerles por aquí y compartir un poquito de mi vida con ustedes.

¡Besotes!

WEB alba-mediafirma negra

Total look: MANGO

Botitas: ALDO

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments